Menú Cerrar

Temperatura ideal de los vinos tintos

La temperatura ideal de los vinos tintos es una cuestión importante para disfrutar de todos sus sabores y cualidades. Dependiendo de si la temperatura es acertada o no, podremos disfrutar de todo el potencial de una copa de vino. 

Temperatura ideal de los vinos tintos

La temperatura de cada vino varía en función de su elaboración, del tiempo que pasan en barrica antes de ser consumido y de todas aquellas fases del proceso por el que pasan. Pese a ello, se pueden establecer unas tablas para cada tipo de vino. 

Temperatura ideal vinos tintos según su elaboración

Tintos jóvenes

Al tratarse de vinos con una acidez más pronunciada y, generalmente, con menos graduación alcohólica, se sirven a una temperatura más baja, concretamente entre los 13º y los 15º para poder disfrutarlos al máximo. La mayoría de tintos jóvenes son vinos de diario y suelen acompañar con maridajes abundantes, por ello una temperatura más baja, nos ayudará a digerir mejor.

Tintos crianza

Se tratan de vinos tintos que han pasado entre los 6 y los 12 meses en barricas. Este proceso de crianza provoca que disminuya la acidez y que se deban tomar a temperaturas más calientes, idealmente entre los 14º y los 17º. Elegiremos para ellos maridajes más sofisticados o incluso podríamos tomarlos solos.

Tintos reserva y gran reserva

Son vinos tintos que superan los 12 meses de estancia en barrica y los 36 meses de crianza. Estos vinos destacan por la gran cantidad de taninos que se incluyen en su contenido, lo que provoca aguantar tanto tiempo en crianza y son los que menos fríos se toman, con temperaturas entre los 16º y los 20º. Generalmente se disfrutan solos y tienen que conservarse en una temperatura constante.

No servir vinos tintos a temperatura ambiente

Se ha hecho popular y se ha convertido casi en una norma que se diga y se pidan vinos tintos a temperatura ambiente y no es la forma más correcta de hacerlo. En primer lugar, es una fórmula más que indeterminada, porque la temperatura ambiente depende de eso, de la temperatura a la que estén los vinos y no es siempre la misma.  

El origen de esta frase proviene del siglo XIX cuando en los salones de las bodegas francesas donde se guardaban los vinos y se dejaban en crianza para completar su elaboración, se podrían conseguir los 11-12º de temperatura. Al no haber sistemas de calefacción tan desarrollados como los que existen actualmente, la frase podría tener sentido, ya que se conseguía la temperatura ideal para servir el vino. 

¿Cuál es la mejor forma de conservar el vino en casa?

Lo ideal es dejar el vino en una bodega, pero está claro que no todos tenemos la suerte de tener una en casa. Por eso una solución ideal para conservar el vino en el domicilio es hacernos con una cava o vinoteca. Las hay pequeñas, no necesitan mucho espacio, solo un enchufe y depende de la cantidad de vino que queramos almacenar, las hay que resultan hasta decorativas. No hay una cava que no quede bien en una sala de estar ¡Piénsatelo!

Cómo enfriar el vino para servirlo a la temperatura ideal

Lo ideal es ir enfriando el vino un par de horas antes de servirlo. Lo pasaremos de temperatura ambiente a la temperatura ideal de servicio en una hielera. Con este calor, o somos generosos con el hielo en la hielera o seguramente perdamos temperatura en cuestión de veinte minutos. Para que el agua enfríe y conserve más tiempo la temperatura, un buen truco es echar generosa sal. Eso va a hacer que se mantenga frio mucho más tiempo.

Del 6 al 9 de agosto

envio gratis

por pedidos a partir de 30€

Conviértete en nuestro "Wine Tester"

Consigue un 40% de descuento en cualquiera de nuestros packs por ayudarnos a testar nuestro proceso de venta.