Menú Cerrar

¿Qué son los taninos del vino?

Si alguna vez has asistido a una cata de vinos o has hablado con alguien entendido en la materia, seguro que has oído hablar de los taninos del vino. Pues bien, en términos técnicos, los taninos son una sustancia química que proviene del poliferol que se encuentra en la mayoría de frutas y cortezas de plantas y arboles y se caracteriza por presentar un olor muy característico y un sabor amargo y seco.

El origen de este nombre proviene de su uso para convertir pieles crudas de animal en cuero, proceso denominado en inglés como tanning (curtino) y de ahí el término tanino.

Generalmente, lo encontraremos en mayor cantidad en los vinos tintos, pero también podemos encontrarlo en vinos blancos debido a su, cada vez mas habitual, paso por barrica.

Taninos en el vino

Provienen principalmente de dos elementos, la madera y la propia uva.

Taninos en la uva:

Dentro de la uva, podemos encontrar taninos tanto en la piel, como en las pepitas, como en los propios raspones de la vid. Aquí te recordamos las partes de la uva. Por eso, los taninos están mucho más presentes en los vinos tintos que en los blancos, puesto que el mosto, está mucho más tiempo en contacto con los hollejos y las pieles de la uva.

También varia la concentración de taninos en función de la variedad de uva. Algunas de ellas, como pueden ser el tempranillo, el cabernet Sauvignon o la Nebbiolo, tienen mayor concentración de taninos.

Taninos en la madera:

Estos taninos que se encuentran en las barricas, pasan al vino a través del contacto directo del mosto con la pared de estas. Las barricas de roble, son las más utilizadas al transferir mayor calidad de sabor al vino.

¿Qué aportan los taninos al vino?

Empecemos diciendo que es difícil imaginarse un vino sin taninos, puesto que muchas de las peculiaridades que nos da el vino en nariz y boca, son culpa de esta sustancia.

Para empezar, el tanino aporta amargor al vino y astringencia, esa sensación de sequedad y rugosidad que provoca el tomar un trago tanto en el paladar como en la lengua.

Además, también influyen en el sabor del vino, potenciando los aromas que desprende y relacionando la mayor cantidad de taninos con mayor complejidad del vino, mayor amargor y mayor sequedad. ¿Quieres saber qué es un vino complejo?

Otro factor a tener en cuenta es como afectan al envejecimiento del vino. Pues bien, cuanto mayor concentración de taninos nos encontremos en el vino, mejor va a evolucionar ese vino y más tiempo podremos tenerlo en nuestra bodega sin que se estropee, pero, por el contrario, si la cantidad de taninos es muy amplia en vinos jóvenes, nos podemos encontrar con vinos demasiado amargos.

¿Qué alimentos tienen mayor concentración de taninos?

  • Chocolate
  • Nueces y almendras
  • Canela, clavo y otras especias
  • Membrillo
  • Frijoles

¿Qué beneficios tienen los taninos?

Hay estudios que apuntan a que los taninos podrían ayudar a prevenir enfermedades degenerativas gracias a su acción antioxidante. Gracias a sus propiedades astringentes pueden ayudar a mejorar de problemas intestinales, como la diarrea.

Sea lo que sea, ¡cualquier motivo es bueno para tomar una copa de vino!

10€ DE REGALO TE ESTÁN ESPERANDO

Suscríbete a nuestra newsletter y consigue 10€ de descuento y gastos de envío gratis en tu primer pedido.